¿Qué son los fusibles y qué tipos puedes encontrar en tu Rio?

¿Qué son los fusibles y qué tipos puedes encontrar en tu Rio?

En pocas palabras:
Los fusibles son elementos que protegen los circuitos eléctricos. Son económicos, descartables y existen de diferentes tipos según su función y cantidad de amperaje que transmiten.
Existen los Bosch (o torpedo o GCB), los de cilindro (o cartucho) de vidrio, los de tipo cuchilla (o de uña), de tipo muela o clavija (JCASE y MCASE), y los de alta corriente. Un mismo vehículo puede llevar hasta 3 tipos de fusibles para sus diferentes circuitos.

Los fusibles son elementos de protección eléctrica. Es decir, que siempre que un elemento eléctrico de tu Rio deje de funcionar súbitamente, puede que haya un fusible quemado. La buena noticia es que los fusibles son elementos muy económicos y fáciles de reemplazar, por lo que antes de lamentar una rotura del estéreo, aire acondicionado u otros es importante chequear esos pequeños elementos.

Todos funcionan de la misma manera y otra buena noticia es que no tienen derecho o revés, lo que hace que su colocación sea simple. A pesar de su pequeño tamaño, contienen un conductor calibrado para la corriente máxima que admiten y si la corriente supera ese valor, el conductor se rompe abriendo el circuito e impidiendo que siga circulando la corriente. El resultado visible es que deja de funcionar el sistema pero se debe solo a la falta de corriente y no a un problema mayor.

Cada tipo de fusible tiene un código de color normalizado, de todas formas el valor de corriente es fácilmente reconocible porque lo traen grabado en su carcaza.

En el manual de usuario podrás ver dónde se encuentra la fusiblera de tu Rio y para qué sirve cada uno de los fusibles que lleva dentro.

⚠️Siempre que cambies un fusible debes hacerlo con tu Rio apagado.

Tipos de fusibles

Existen muchísimos tipos de fusibles, pero los más conocidos en la industria automotriz son los siguientes:

De tipo cuchilla (blade) o de uña:

Son los que se utilizan en los automóviles fabricados desde el año 2000 en adelante.

Tienen forma rectangular, perfil plano y un cuerpo plástico transparente.

Existen varios tamaños:
Micro2 (APT - ATR) - hay de 5 a 30 amperes.
Micro3 (ATL) - hay de 5 a 15 amperes.
Mini de perfil bajo (APS), mal llamado "micro" - hay de 2 a 30 amperes.
Mini (ATM - APM) - tienen patas más pequeñas que los Micro2 - hay de 2 a 30 amperes.
Ato/Regular/Standard - hay de 0,5 a 40 amperes.
Maxi (APX) - hay de 20 a 120 amperes.

De tipo muela o clavija (JCASE y MCASE):

Lo más usual es que vengan con conectores hembra pero también existen machos. Soportan corrientes de entre 20 y 60 A. Tienen diferentes tamaños, los más usuales son los MCASE y los JCASE. Estos últimos pueden ser de medida estándar o de bajo perfil (LP).

Fusible de alta corriente:

Se usan para corrientes elevadas. Están presentes usualmente en los circuitos de carga o arranque. Se los encuentra cerca de la batería. Pueden venir con encapsulado plástico o sin él (desnudos). Soportan hasta 500A. Los puedes encontrar de 2 tamaños, los MIDI® son para sujeción con tornillos de 5mm y los MEGA® son para tornillos de 8mm.

Al ser metálicos son mucho más resistentes que el resto de los tipos de fusibles por lo que normalmente no se queman.

De cilindro o cartucho de vidrio:

Son usados típicamente en electrónica y aparatos eléctricos porque pueden manejar corrientes muy pequeñas (0,03 a 50 A). En los vehículos se los utiliza para car audio (estéreos) o instalaciones eléctricas post venta, como luces auxiliares y demás accesorios no originales.

Tipo Bosch, torpedo o GBC:

Son los que se usaban hace muchos años en vehículos de origen europeo. Su tamaño es de 6x25mm con terminales cónicos. Van de 5 a 40 A. En vehículos fabricados antes del año 2000 aún podemos encontrar este tipo de fusibles.

¿Cómo identificar si el fusible está quemado?

Lo más fácil es hacerlo de forma visual. Puedes hacerlo con todos los tipos y lo que debes observar es el estado del conductor eléctrico, tal como te mostramos en la imagen a continuación:

La otra forma de chequear si están quemados es usando un multitester. La ventaja es que no deberás remover el fusible de su alojamiento. Deberás poner el multitester en modo “continuidad” y medir con las puntas entre los contactos del fusible que señalamos en la imagen. Si el aparato no genera sonido, es porque el fusible no transmite, y por lo tanto está quemado y deberás reemplazarlo.

¿Has encontrado un error en esta guía? Avísanos
¿Te sirvió esta información?
¡GRACIAS!

Problemas con Fusibles en Kia Rio


Síguenos en Facebook


¿Encontraste lo que buscabas?

¡GRACIAS!